Conferencia mundial Afromadrid 2015, Un acontecimiento que dejó huellas

Caso de Estudio

Conferencia mundial afromadrid 2015, un acontecimiento que dejó huellas

Nosotras y nosotros, hijas e hijos de la diáspora africana en el Mundo, representantes de la sociedad civil de África, Las Américas y Europa, reunidos en la Conferencia Mundial AFROMADRID 2015, celebrada en la ciudad de Madrid durante los días 15 al 19 de junio del presente año, donde hemos convergido alrededor de la temática “Edución en valores para el desarrollo, la justicia y el reconocimiento de los pueblos afrodescendientes y la Diáspora” en el marco del Decenio Internacional de los Afrodescendientes, declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante  resolución A/68/L34, que se inició el 1 de enero de 2015 y finalizará el  30 de diciembre de 2024:
Por Simon Abdalh Nong
 
Debate en el Senado y encuentro con parlamentarios españoles
 
Así empieza la Declaración final de AFROMADRID, donde la sociedad civil africana, junto con delegaciones de gobiernos, de parlamentos, de empresarios, religiosas, institucionales, diplomáticas, deportivas y académicas han debatido sobre la educación, los contenidos de los sistemas educativos, la aportación de África y de los pueblos africanos y afrodescendientes al progreso de las civilizaciones.
 
Nunca antes el Senado había abierto sus puertas a la comunidad negra para debatir sobre asuntos específicos que aquejan las comunidades negras de las Américas y los africanos en Europa. Toda una declaración política, afirmó Doudou Diene, presidente del Comité de Expertos de AFROMADRID, que espera que se rompa el silencio y la invisibilidad de los africanos y afrodescendientes, al final del Decenio Afrodescendiente promulgado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, del 01 de enero de 2015 hasta el 31 de diciembre de 2024.
 
Iñaki Anasagasti se sorprendió al reconocer que de los 616 diputados y senadores en las dos Cámaras, no figura ninguno de origen afrodescendiente, cuando se contabiliza cerca de 2 millones de afrodescendientes en España, entre los que la mayoría son afroespañoles, por nacimiento o por naturalización. 
 
La sociedad civil afrodescendiente les pidió a los diputados que elevaran a rango de Ley Orgánica las tres Proposiciones No de Ley aprobadas por las Cortes sobre el reconocimiento del notorio arraigo de la comunidad negra en España, que no deja de sufrir discriminación, racismo, crímenes de odio, incluso por algunos miembros de las fuerzas del orden, y por la propia administración.
 
Suspenso al gobierno de Rajoy
 
Si hay que elogiar la valentía del Parlamento y del Senado de la Nación, y sobre todo la apuesta del senador Josep Maldonado quien coordinó los debates entre parlamentarios y senadores españoles y sus homólogos de parlamentos y senados de África y América, hay que dar, sin embargo, un suspenso rotundo al gobierno de Mariano Rajoy, que no estuvo a la altura del momento político que el mundo está viviendo desde la ONU, y de la comunidad negra en España, víctima de abusos, pero que quiere ser protagonista de transformación de la sociedad donde vive. Cuando la delegación de Brasil ha sido encabezada por el Secretario de Estado de Igualdad Racial, D. Ronaldo Crispim Sena Barros, la representación más alta del gobierno español fue la Directora General del Instituto de la Mujer. El apoyo financiero del gobierno a la Conferencia Mundial fue también ridículo. Y uno se pregunta por qué les tratan así al hombre y a la mujer de piel negra. 
Cuando los colectivos que han aprendido de la lucha de los negros por sus derechos y dignidad se han visibilizado, tienen éxito y reciben apoyos y ayudas desde todos los sectores políticos, mediáticos, empresariales, etc., los negros, sin embargo siguen relegados y discriminados. Pero el movimiento afrodescendiente goza de buena salud y, sobre todo, tiene asegurado el relevo por la cantidad de jóvenes universitarios afros que son conscientes de sus raíces, de las fobias y filias a su alrededor, de su potencial como germen para fecundar una sociedad occidental que ha perdido el rumbo ético.
 
Transformar los sistemas educativos
 
En la declaración de 10 puntos, como el Decenio afrodescendiente, se destaca la necesidad de transformación de los sistemas educativos, que siguen silenciando la contribución de África y de los afrodescendientes a la historia del progreso de los pueblos y de la humanidad. La historia actual que los sistemas educativos de todo el mundo nos cuentan es parcial, cuando no falseada, y eso constituye un robo a la humanidad en su conjunto, al mismo que dificulta el aprovechamiento de las capacidades de una gran parte de la población mundial, que la otra parte se empeña en relegar en un papel pasivo. Al mismo tiempo, esta parte de la población relegada, se acomoda en su papel pasivo y no sale del círculo vicioso.
 
Los asistentes en la Conferencia Mundial AFROMADRID han coincidido en que es tiempo, para la comunidad negra en Europa, Asia, y las Américas, de salir del papel de víctimas al papel de protagonistas de transformación de la sociedad, desde los valores edificantes que la madre África tiene para todos sus hijos, pues en Occidente, hace falta una regeneración ética, para una justicia y una libertad verdaderas: ¡sólo los elementos externos, de la afrodescendencia y las demás minorías, lo pueden conseguir para salvar a Occidente!